El Barça, dos caras

0
157
© RODOLFO MOLINA (DIARIO AS) .

Que un equipo de altas prestaciones como el FC Barcelona haya perdido 16 puntos en casa no es normal. El empate de este sábado ante el Atlético de Madrid (0-0) confirmó una tendencia preocupante de los hombres de Koeman: es un equipo muy irregular y frágil en el Camp Nou. Evidentemente, la derrota ante el Granada (1-2) encendió todas las alarmas en el barcelonismo, pero otros partidos como ante el Cádiz (1-1) o el Eibar (1-1), ya dejaron constancia que el equipo blaugrana tenía un serio problema como local.

Está claro que el hecho que no haya público en los estadios ha afectado en la solvencia de todos los equipos en sus partidos en casa, pero en el caso del Barcelona se ha agravado de forma alarmante, hasta el punto de mostrarse mucho más sólido fuera del Camp Nou. Un dato no deja lugar a dudas: ha ganado más partidos como visitante (12) que como local (11).

Y es que si gana este martes en el Ciutat de Valencia, el Barcelona tendrá mejor promedio global fuera del Camp Nou que en casa. En la actualidad suma 38 puntos como local y 37 como visitante, pero con un partido menos fuera de casa. Así pues, el equipo de Koeman podría acabar la temporada habiendo sido más sólido fuera de su estadio, algo absolutamente impensable con público en las gradas.

De hecho, desde que perdió el pasado 5 de diciembre en Cádiz (2-1), sólo ha sufrido otra derrota a domicilio, contra el Real Madrid en Valdebebas (2-1), sumando el resto de salidas como victoria, un total de diez en LaLiga.

En el tema de goles encajados y marcados, las cosas también andan muy parejas: en el Camp Nou ha marcado 43 tantos por 37 fuera, mientras que ha encajado 18 en casa por 15 en sus desplazamientos. Eso sí, en cuanto a derrotas, la diferencia sigue siendo muy favorable como local, ya que sólo ha perdido en dos ocasiones esta temporada, Real Madrid (1-3) y Granada (1-2), por un total de cuatro como visitante: Getafe (1-0), Atlético (1-0), Cádiz (2-1) y Real Madrid (2-1).

Y en Europa, la tendencia es muy similar: ganó tres partidos fuera del Camp Nou y empató otro, mientras que en casa venció dos, pero perdió otros dos, a cual más doloroso. La derrota ante la Juve (0-3) supuso perder el primer puesto del grupo y la del PSG (1-4) dejó a los blaugrana con un pie y medio fuera de la competición.

En todo caso, a los blaugrana les quedan dos salidas y un partido en casa para acabar la temporada. Un calendario que podría dejar un poso de preocupación para el equipo, en estos momentos es una auténtica autopista hacia el éxito. Tras el partido ante el Levante en el Ciutat de Valencia, el Barcelona juega en casa frente al Celta y acaba contra el Eibar en Ipurúa. Dos salidas tradicionalmente complicadas para los blaugrana, pero visto lo visto, menos peligrosas que el último encuentro que le queda en el Camp Nou.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí