El estado de Nueva York reporta 66,497 contagios de coronavirus y las muertes aumentaron drásticamente al sumar 1,218.

Si fuera un país, la entidad sería el quinto con más contagios, muy por encima de Alemania, una de las naciones más afectadas en Europa.

El gobernador Andrew Cuomo reconoció que el escenario no es alentador.

“La situación es dolorosamente clara ahora”, dijo Cuomo. “No hay dudas sobre el dolor y la pérdida de vidas”.

Cuomo dijo que el hospital construido en el Centro Javits de Manhattan comenzaría a recibir a algunos pacientes este lunes, señalando que el estado ha estado preparándose.

“Si esperas para prepararse para una tormenta, es demasiado tarde”, dijo. “Tienes que prepararte antes de que llegue la tormenta. Y en este caso, la tormenta es cuando alcanzas ese punto alto, cuando tocas ese vértice. ¿Cómo sabes cuándo vas a llegar allí? No sabes”.

De todos los casos, la Gran Manzana concentra la mayoría con 36,221 personas dieron positivo.
El número de gente hospitalizada es de 9.517, lo que representa un 12 por ciento más. Hay 2,352 enfermos en salas de cuidados intensivos equipados con ventilador.

Cuomo dijo que la tasa de casos comienza a bajar.

“Tuvimos una duplicación de casos cada dos días, luego una duplicación cada tres días y una duplicación cada cuatro días, luego cada cinco”, explicó. “Ahora tenemos una duplicación de casos cada seis días”.

Las reglas de distanciamiento social se intensifican e incluyen una multa de $500 dólares a quien no las acate.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here